CIRUGIA ARTROSCOPICA DE HOMBRO - REPARACIÓN DE MANGUITO ROTADOR


¿Qué es el tendón del Manguito Rotador?  
 
       

Un tendón es una banda gruesa de tejido que une a un músculo con un hueso. Se llama manguito rotador a un grupo de 4 tendones: supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor.

La función del manguito rotador consiste en estabilizar (deprimir) la cabeza humeral y ayuda a realizar los movimientos de elevación y rotación del brazo.

¿Cómo ocurre una ruptura del Manguito Rotador?

Una lesión del manguito rotador puede ocurrir como consecuencia de una caída (lesión traumática), por el mantenimiento prolongado y repetido del brazo por encima de la cabeza en algunos deportes como: el baseball, tenis, volleyball, etc. También en algunas profesiones como: pintores, peluqueros, electricistas, etc. 

En pacientes mayores de 40 años, frecuentemente se lesiona el manguito rotador después de una luxación de hombro (30% de probabilidad) y si es mayor de 60 años el riesgo aumenta a un 80%.

Aunque la causa mas frecuente con diferencia de rotura del manguito rotador es por un proceso degenerativo o de envejecimiento de los tendones y no hay ningún traumatismo previo (casi siempre en mayores de 55 años), de manera que conforme aumenta la edad, hay más posibilidad de tener una lesión de estas. En mayores de 60 años un 40% presentan roturas asintomaticas y en los mayores de 80 años casi un 80% tiene roturas asintomaticas.  

¿Cuáles son los síntomas de una ruptura del Manguito Rotador?

Lo más frecuente es dolor en el hombro (algunas veces se irradia al brazo), dificultad para realizar actividades de la vida diaria por encima de la cabeza (como peinarse por ejemplo) y dolor por la noche, lo que produce alteraciones en el sueño. El hormigueo o parestesias en el brazo que algunas veces se irradia a la mano NO tiene nada que ver con una rotura del manguito rotador.

¿Cómo se diagnostica una lesión del Manguito Rotador?

Hay pruebas especiales que el traumatólogo debe conocer, para diagnosticar este tipo de lesiones. Generalmente tocar el punto donde esta el tendón lesionado, molesta. También se puede evaluar la diferencia de movimiento y fuerza con el hombro no afectado. Muy probablemente se te solicite una radiografía, además de una ecografía y/o una resonancia magnética para confirmar el diagnóstico y evaluar el mejor tratamiento.

Es muy importante identificar si la lesión es traumática o degenerativa, cuantificar el tamaño de la lesión y la atrofia del músculo; para saber si se puede reparar o no el tendón.

Las lesiones más grandes:  llamadas “Roturas Masivas” que involucran varios tendones o el tendón roto se encuentra muy retraido. También cuando el músculo esta muy atrofiado. En todos estos casos muy probablemente NO se puede reparar el manguito rotador con una artroscopia de hombro.  

Artroscopia de hombro

TÉCNICA QUIRÚRGICA:

¿Cómo se tratan las lesiones del Manguito Rotador?

Si el tendón solo está inflamado (tendinitis y/o tendinosis) se puede tratar conservadoramente con fisioterapia, antiinflamatorios vía oral o inyecciones de anti-inflamatorio dentro del hombro. Si se confirma la rotura del tendón y no hay mejoría con el tratamiento conservador, probablemente valga la pena repararlo. Muchas lesiones traumáticas tienden a aumentar en tamaño con el tiempo y luego el pronostico empeora. Solo en pacientes mayores (70 años o más), con un tendón muy degenerado y desgaste de la articulación, reparar el tendón no es la mejor opción.

Muy frecuentemente (80% de los casos) la porción larga del bíceps se encuentra también afectada junto con la lesión del manguito rotador (rotura anterior del supraespinoso). En estos casos además de la reparación del manguito se puede actuar sobre el bíceps en el mismo procedimiento quirúrgico.

La reparación del manguito se puede hacer mediante cirugía abierta, pero la artroscopia ofrece muchas ventajas: (aproximadamente un 90% de buenos - excelentes resultados en manos expertas) Se puede reparar uno o varios tendones del manguito, se puede operar la porción larga del bíceps, hay menos dolor post-operatorio y estéticamente es más agradable.

La artroscopia se realiza mediante pequeñas incisiones de aproximadamente 0,5 a 1 cm, con la ayuda de una cámara podemos ver el interior del hombro e identificar la rotura del tendón y se repara utilizando unos tornillos o anclajes cargados con hilos muy fuertes para fijar el tendón en el lugar correcto.

 

TIEMPO DE RECUPERACIÓN

¿Cómo es la rehabilitación?

Si el tendón se reparó,  tendrás que estar las primeras 6 semanas con un cabestrillo sin mover el hombro. Las siguientes 6 semanas puedes iniciar la rehabilitación, solamente los movimientos pasivos y activos asistidos están permitidos y a partir de los 3 meses se puede iniciar movimientos activos y de fortalecimiento muscular. Se puede volver al deporte o a trabajos de gran esfuerzo físico después de 6 meses de la cirugía.

¿Qué pasa si no me opero esta lesión?

Algunas lesiones crónicas y masivas del manguito rotador te pueden llevar a una “artropatía” que quiere decir, desgaste prematuro del hombro con dolor y limitación del movimiento, para lo cual la solución probablemente sería una prótesis de hombro.

 

Protocolo postoperatorio

 

La primera revisión en consulta externa se hace a las 2 semanas, para retirar los vendajes y evaluar la herida quirúrgica. (NO debes retirar los vendajes antes de esta revisión, aunque los veas un poco manchados de agua y/o sangre. Tampoco debes retirar los vendajes en el centro de salud).

En las 6 primeras semanas esta permitido retirar el cabestrillo 5 - 6 veces al dia solamente para estirar el codo durante 2 minutos cada vez, como se muestra en el video de arriba (hombro colgante). El resto del tempo se debe llevar el cabestrillo incluso para dormir. 

A las 6 semanas hay una segunda revisión en la consulta externa: momento para retirar el cabestrillo del todo y comenzar con el siguiente ejercicio: Debe realizar el siguiente ejercicio de hombro (figura 2: el brazo bueno tira del brazo operado). Este ejercicio debe realizarse durante el día, cada 2 horas (5 - 6 veces), 2 series y estirando durante 20 segundos y deteniendose cuando sientas dolor o no puedas estirar más el brazo.

Recomiendo iniciar un programa de rehabilitación o fisioterapia a las 6 semanas de la cirugía. En este periodo y hasta completar las 12 semanas desde la cirugia: solo estiramientos y ejercicios pasivos por parte del fisioterapeuta. 

 

A los 3 meses o 12 semanas, se puede iniciar con los ejercicios activos y de forma progresiva los ejercicios de fortalecimiento muscular (ver video). Es muy recomendable continuar con estos ejercicios  una vez por semana, durante toda la vida (Imagen 3). 

Puedes comprar una banda elástica para hacer estos ejercicios por Amazon o en Decatlon (10 euros aproximadamente). Inicia con una banda de poca resistencia y cuando tengas más fuerza puedes ir aumentando la resistencia.

Después del 6 mes puedes volver a las actividades previas, incluido la vuelta al deporte.