TÚNEL CARPIANO

El túnel carpiano es una estructura anatómica que se localiza en la palma de la mano. Dentro del túnel encontramos los tendones flexores y el nervio mediano.

Algunas veces el nervio mediano puede estar comprimido, generando dolor en la mano. Ocasionalmente el dolor se puede irradiar al antebrazo y casi siempre los síntomas son más intensos por las noches.

También se acompaña de acorchamiento o adormecimiento de los dedos de la mano que son dependientes de dicho nervio.

 Para diagnosticar un síndrome de túnel carpiano, existen algunas maniobras al examen físico que orientan al diagnostico. Para confirmar esta patología se suele pedir una prueba (Electroneurografia - ENG) que consiste en pequeñas descargas eléctricas para comprobar el funcionamiento del nervio.

Si el resultado de esta prueba nos confirma que el nervio esta afectado de forma moderada o severa, lo mejor es operar para descomprimir y liberar el nervio mediano.

En que consiste la cirugía

Es una cirugía menor ambulatoria que suele durar unos 15 minutos, por lo que se puede ir a casa después de la intervención.

Se puede hacer con anestesia local, por lo que el paciente esta despierto en todo momento. El nervio se libera, mediante una incisión de 2-3 cms en la palma de la mano.

Los resultados de esta cirugía suelen ser muy buenos desde el inicio, ya que una gran mayoría de pacientes refieren alivio del dolor nocturno y con el tiempo recuperación de la sensibilidad en los dedos y la fuerza de la mano (Es una cirugía que suele dar buenos resultados en el 90% de los casos). Desde el primer día de la cirugía el paciente mejora del dolor y adormecimiento de los dedos y con el tiempo se recupera la fuerza si estaba afectada.

Protocolo postoperatorio

Los vendajes se retiran a los 2 días de la cirugía, realizando curas con betadine o clorhexidina cada 3 días, hasta retirar los puntos en 2 semanas y media.

 Desde el primer día de la cirugía es fundamental abrir y cerrar la mano, para mantener la movilidad de todos los dedos.

También se puede asociar un antiinflamatorio para el control de la inflamación los 4 - 5 primeros días y un analgésico para controlar el dolor a libre demanda. 

Cuando ya tenga la herida completamente cerrada (2 - 3 semanas), es conveniente realizar con cuidado masajes circulares sobre la cicatriz para evitar la formación de adherencias. 

Al mes de la cirugía se evalúan los resultados en la consulta externa. Es normal todavía no tener toda la fuerza de la mano; esta sensación y el adormecimiento de los dedos se recuperan con el tiempo. 

Algunos pacientes pueden tener dolor localizado alrededor de la cicatriz (pillar pain). Este dolor mejora espontáneamente en la mayoría de los pacientes a los 3 meses de la cirugía. Raramente se pueden tener síntomas hasta los 12 meses.